jueves, 22 de noviembre de 2012

Se nos siguen cagando de risa

"En el mundo se nos cagan de risa"
                                                  JL

Que facil que es engatusar a alguien cuando confía en vos. Que simple que es para alguien que será repetido por 270 medios sin una mirada crítica aparecer como el tipo serio que nos viene a cantar la justa. Que inocentemente caemos una y otra vez en las trampas de la manipulación mediática que denuncia Chomsky, y que publicaramos hace un tiempo en este post.
Claro que mas allá de la sarasa opositora, se encuentra la realidad, la única verdad, al decir de alguien que de política entendía un rato largo.
A las pruebas me remito:
El último cacerolazo llamado 8-N, que tuvo lugar el pasado 8 de noviembre y que  logró reunir unos 50.000 manifestantes en la capital y 200.000 en todo el país, fue convocado por más de 40 perfiles de Facebook que después incluyeron otras redes sociales.
La periodista e investigadora social argentina, Stella Calloni denunció la participación de 27 redes sociales vinculadas a diferentes fundaciones nacionales como la “Fundación Libertad y Progreso”,  Unión para Todos”, “Cómo Pensar” que están representando a la extrema derecha y muchas otras como “Una América” que es activa entre los suboficiales militares y la policía. Según su investigación, los auspiciadores de esta marcha contra el gobierno han sido los diarios Clarín,  la Nación, el jefe del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri,  la Sociedad Rural y otros cuarenta promotores vinculados con los partidos de derecha o centroderecha. No faltaron los grupos nazis de Alejandro Biondini y defensores de genocidas.
Dice Stella Colloni que utilizaron la misma táctica y  estrategia que usaron los opositores de Hugo Chávez en Venezuela, de Evo Morales en Bolivia y de Rafael Correa en Ecuador.
Hasta sus reclamos estaban globalizados bajo el lema de la lucha contra la corrupción, la política económica del gobierno y la falta de la libertad y la seguridad en el país y contra la monopolización de los medios de comunicación. Se veía también la mano de muchas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) financiadas por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Nacional para la Democracia) (NED) y por su homóloga española Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) dirigida por el ex presidente de España José María Aznar. Lo nuevo fue que los organizadores de la manifestación, que comenzó en el aristocrático Barrio Norte de Buenos Aires, lograron capitalizar un  descontento de la clase media con el gobierno  instigado día a día por el grupo Clarín, portavoz de los ricos y poderosos tanto nacionales como extranjeros.
A la vez, una mano oscura en el gobierno de la capital no recolectó la basura durante una semana para provocar mayor descontento en la clase media, la que se convirtió en la fuerza mayor de la protesta. Sin embargo, los movimientos populares como los piqueteros, los ecologistas, los que representan los derechos humanos, las organizaciones de los pueblos nativos  no estaban presentes pues su conocimiento de la realidad nacional y su intuición política no les permite tener confianza en las consignas de la derecha, representada por Mauricio Macri que quiere ser un Henrique Capriles argentino ofreciendo al pueblo, igual que el venezolano  un retorno al pasado y una nueva dependencia económica de los Estados Unidos.
Tenía razón Cristina Fernández cuando dijo en el 2009 que “lo que estamos viviendo  es una batalla cultural” que lanzaron los sectores privilegiados para desprestigiar y desarticular el proceso de la redistribución de la riqueza que se inició desde 2003 en Argentina. Su propósito es fracturar y romper la alianza entre el gobierno y el movimiento sindical para poner fin a la actual coalición político-social del gobierno. El grupo mediático Clarín, la mayor accionista del Diario La Prensa de Nueva York,  es el motor de esta campaña que metódica y sofisticadamente ha estado convirtiendo la información en la desinformación para defender los intereses de la clase privilegiada a la que pertenece.
Esta guerra mediática se intensificó después de que el gobierno aprobó la ley de la desmonopolización de los medios de comunicación. En seguida los líderes de este megagrupo presentaron la ley como un intento del gobierno de estatizar y monopolizar la prensa nacional creando confusión especialmente en la clase media y hasta en los ciertos círculos de la izquierda. Para comparación lo mismo pasó en el Ecuador después de una ley parecida promulgada por el gobierno de Rafael Correa.  Parece que los globalizadores percibieron  la clase media latinoamericana  tanto en Argentina, como en Venezuela, Ecuador y Bolivia como un sector social  fuertemente dubitativo y fácilmente manejable  debido a su desconfianza histórica de las fuerzas populares.
La protesta 8-N está confirmando esta acertación pues precisamente esta clase aceptó y enarboló la consigna de la derecha que “Argentina de ahora  está viviendo la realidad que es bastante parecida a los años finales de  1990 y el comienzo de 2000”, es decir la etapa del “corralito”.  La implementación de la restricción  del retiro de los depósitos de los bancos argentinos en 2001 hizo estallar el país y como su consecuencia arrojó muertos y  heridos haciendo temblar la institucionalidad de la nación. Para cualquier observador buscar semejanza entre  el 2001 y el 2012 está fuera de foco y completamente absurdo especialmente en las condiciones cuando el actual modelo económico argentino se piensa a implantar en Canadá y Australia. De acuerdo al economista Gerald Epstein del Political Economy Research Institute de la universidad de Massachusetts, la última reforma del gobierno que facilita la integración del Banco Central con el gobierno es semejante a las medidas  que ayudaron a la recuperación económica y al desarrollo de China, Corea del Sur, Taiwan e India después de la Segunda Guerra Mundial.
Precisamente todo esto no quieren reconocer los oligarcas argentinos arrastrando detrás de si a la clase media e inclusive ciertos sectores de izquierda, precisamente cuando la lucha para hacer desprestigiar y hacer caer el gobierno de Cristina Fernández se extendió a nivel internacional. Los llamados “buitres financieros” que son Fondos de Deuda en Problemas que se dedican a la compra de  deudas soberanas estatales y deudas corporativas en problemas, vieron su momento llegar para asestar un golpe al prestigio nacional argentino.
Todos estos fondos trabajan con los servicios de inteligencia y uno de ellos, NML Capital, filial de Elliot Associates que pertenece a Paul Singer, registrado en las Islas Caimán, que es uno de los paraísos financieros, hizo embargar la fragata argentina “Libertad” de la Escuela Naval de la Armada  durante su visita oficial a Ghana por orden de un tribunal de aquel país. La justicia ghanesa aceptó el reclamo del este fondo especulativo por 370 millones de dólares por bonos de la deuda impagos desde el default declarado por 100 mil millones de dólares por Argentina en 2001 debido a una severa crisis que amenazaba la existencia de la nación. Posteriormente en 2005 y 2010 el país llevó a cabo una reestructuración de su deuda avalada por la “Ley Cerrojo” que fue aceptada por 93 por ciento de sus acreedores.
El NML Capital no aceptó las condiciones de la reestructuración de la deuda junto con varios otros fondos de alto riesgo y demandó al país, consiguiendo que un juez de Estados Unidos, Thomas Griesa emitiera un dictamen favorable a el NML según la cláusula “pari passu” que le permitiera a esta compañía exigir el bloqueo de los activos que tiene Argentina en el exterior. Otro buque argentino, la corbeta “Espora” varada en ciudad del Cabo  por un problema mecánico podría tener el mismo problema.
Actualmente Argentina está sufriendo un acoso sistémico de otros  “fondos buitres” teniendo que enfrentarse a unos 50 juicios pendientes. El caso de la fragata “Libertad” tiene algo de la teoría de conspiración porque inicialmente su itinerario no incluía a Ghana sino Nigeria precisamente para evitar problemas con juicios y embargos. Sin embargo, al último momento Nigeria fue cambiada por Ghana sin consultar el Ministerio de la Defensa con el Ministerio de Relaciones Exteriores que es responsable de señalar los países donde pueden surgir problemas con la justicia debido a las demandas de los “fondos buitres”.
El modus vivendi de estas entidades está descrito con detalles, por el periodista norteamericano Greg Palast en su libro “Picnic de Buitres” (Vultures’ Picnic). En su obra el autor describe cómo estos fondos están a la caza de los activos tóxicos, sobornando políticos, efectuando contribuciones a campañas electorales (NML dio  un generoso apoyo financiero a Mitt Romney durante la reciente campaña electoral norteamericana), ofreciendo sueldos a periodistas y donaciones a fundaciones  para que participen en el acoso a sus presas. Así Elliot Associates compró una porción de la deuda peruana cuyo valor nominal era 20,7 millones de dólares en 1996 a precio reducido de 11,4 millones  y después obligó a la Perú a pagar en 2001 un rescate de 56 millones de dólares para evitar el bloqueo del sistema de pagos de Perú a sus acreedores lo que hubiera significado para el país un default.
Lo mismo sucedió con Liberia, el Congo Brazevillee, la república Democrática del Congo, Zambia, Nicaragua y en tantos otros países. Ahora le tocó a la Argentina  enfrentarse a estos bandidos financieros y ya se puede imaginar el futuro de Grecia, España, Italia, Portugal, Irlanda donde los “buitres” compran a precio de ganga y precipitadamente sus deudas que ya no se calculan en millones o miles de millones sino en millones de millones. Alguien tendrá que parar todo esto y en Argentina su clase media tendrá que darse cuenta que están jugando con su futuro al destinar al olvido su pasado.
Es correcta y oportuna la invocación de Cristina Fernández al país a defender el Estado porque “cada vez que el Estado se cayó, cada vez que convencieron a los argentinos que el Estado era un estorbo, después vinieron por el pueblo”. Precisamente este es el propósito de los globalizadores y sus servidores locales retornar Argentina al pasado como lo han hecho en Honduras y Paraguay y como lo intentaron sin éxito en Venezuela, Bolivia y Ecuador para no permitir la existencia de una América Latina unida y soberana, desmantelando el Mercosur, Unasur,  Alba y reemplazándolos con el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) un viejo pero no olvidado sueño de los globalizadores que igual como sus “buitres financieros” están esperando sus presas con paciencia haciendo sus garras cada vez más filudas.
¡Quiera Dios que el pueblo argentino, igual como todos los pueblos de América Latina, lo entiendan y tomen  conciencia de la situación para no lamentarse después!


Agencia de Información Internacional de Rusia "RIA Novosti"
La Agencia de Información Internacional de Rusia "RIA Novosti" es una de las más prestigiosas fuentes de la información expeditiva en Rusia y en el extranjero. Dispone de una amplia red de corresponsalías en el territorio de la Federación Rusa, en la CEI y en más de 40 países del mundo.

RIA Novosti divulga la información sociopolítica, económica, científica y financiera en ruso, en principales idiomas europeos y en árabe por Internet y correo electrónico.


A través de un comunicado oficial, se informó que "el presidente de la República Arabe de Egipto, Mohamed Morsi, se comunicó con la Presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, para solicitarle su intervención, y a través suyo de los líderes de la región y del mundo, para lograr el fin de la violencia entre Israel y la facción palestina Hamas, que gobierna la Franja de Gaza".

Morsi dijo a CFK que "el aumento de víctimas civiles en las últimas horas ha llevado la situación de esa región a un estado de peligrosidad no visto en los años recientes". La presidenta aceptó el pedido de colaboración, pero no obstante dejó claro que "el mundo entero debe comprometerse a que en el Medio Oriente deje de prevalecer la lógica perversa en la que las armas remplazan el camino del diálogo", y juzgó "imprescindible el reconocimiento del Estado Palestino, verdadero nudo gordiano de la cuestión del Medio Oriente".

El texto indicó que Morsi dijo haber intentado comunicarse el jueves con la mandataria argentina para plantearle esa solicitud, pero por problemas de agenda no se pudo establecer la comunicación. La charla tuvo lugar ayer, cuando la mandataria se encontraba en El Calafate, y allí le expresó su preocupación porque el "aumento de víctimas civiles en las últimas horas ha llevado la situación de esa región a un estado de peligrosidad no visto en los años recientes".

Egipto, país que apoya a Palestina tanto en su reclamos por territorios como en el reconocimiento de su conformación como Estado, es uno de los garantes de paz en ese conflicto y como tal tiene participación directa en las negociaciones por ese proceso. De hecho, su primer ministro se reunió ayer con las autoridades de la Franja de Gaza pero, ante la embestida israelí, no logró que el fuego se detenga.

 

Página 12 17/11/2012

 

El documento también indicó que la clase media en América Latina y el Caribe pasó de 103 millones de personas en 2003 a 152 millones en 2009, lo que implica un aumento de 50 por ciento, y alcanza así al 30 por ciento de la población regional.

En el caso de Argentina, el estudio detalló que la clase media trepó en ese período de 9,3 millones a 18,6 millones de personas.

Al respecto, precisó que ese aumento de más de 9,3 millones de personas “representa un 25 por ciento de la población total de Argentina”. “Es el mayor porcentaje de crecimiento de la clase media en toda la región durante la última década, seguido por Brasil con 22 por ciento y Uruguay con 20 por ciento”, subrayó.

Las cifras surgen del informe “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina” y define a los integrantes de la clase media a aquellos que tienen un ingreso de entre 10 y 50 dólares por día y per cápita.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, señaló que “la experiencia reciente en América Latina y el Caribe le muestra al mundo que se puede brindar prosperidad a millones de personas a través de políticas que encuentran un equilibrio entre el crecimiento económico y la ampliación de oportunidades para los más vulnerables”.

No obstante, destacó que los gobiernos de la región “aún tienen mucho por hacer”, dado que un tercio de la población sigue en la pobreza. Por su parte, el economista jefe del Mundial para América Latina y el Caribe, Augusto de la Torre afirmó que “una sociedad con una clase media creciente es más propensa a reducir desigualdades”.

El documento planteó que durante décadas, la reducción de la pobreza y el crecimiento de la clase media en la región “avanzaba a un ritmo muy lento”. Sin embargo, explicó que en la última década, “la suerte de la región mejoró significativamente gracias a ciertos cambios de política pública que enfatizaron la prestación de programas sociales junto a la estabilidad económica”.

Así, remarcó que la clase media en América Latina y el Caribe creció un 50 por ciento hasta alcanzar “el 30 por ciento de la población regional en 2009″. ”Otros de los éxitos más resonantes en la región son Brasil, que da cuenta de un 40 por ciento del crecimiento de la clase media en la región; Colombia, en donde el 54 por ciento de la población mejoró su nivel económico entre 1992 y 2008; y México, que vio el 17 por ciento de su población unirse a la clase media entre 2000 y 2010″, resaltó.

Según el informe, actualmente la clase media y los pobres en América Latina “representan aproximadamente la misma proporción de la población” (30 por ciento, cada uno), mientras que los ricos alcanzan un 2 por ciento, y el restante 38 por ciento se ubica en una “clase vulnerable” a la que “le fue mucho mejor que a los pobres en términos de ingreso, pero aún carece de la seguridad económica de la clase media”.

“La aplicación de reformas apropiadas convertirá a la clase media en un agente de cambio cada vez más poderoso para brindar prosperidad a quienes se han quedado atrás”, concluyó.

 http://fortunaweb.com.ar/2012-11-13

Si no escuchan hablar mal del gobierno argentino, seguramente debe ser poque están tentados de risa, y no pueden hablar. 

¡Que diferencia, este gobierno  risible, con este periodista serio e impoluto!

Pero claro, si Ud. consume canal 13 o TN, seguramente esto le parecerá nada mas que publicidad KK

Y yo debo ser otro bloguero a sueldo.

¡Ud. sí que la tiene clara!