martes, 23 de agosto de 2011

Civilización y Barbarita


El concepto civilización, en un sentido estricto alude a una sociedad compleja, en uno mas amplio se puede asimilar a cultura.
La evolución cultural suponía el camino desde el salvajismo a la barbarie y de ésta a la civilización.
El predominio Europeo desde el siglo xv en adelante, no hizo más que afianzar esta idea.
La revolución industrial la exportó a los confines del planeta.
La ilustración, universaliza el concepto, ampliándolo para incluir la totalidad de la organización europea, incluídas la organización económica, la política, la social, sus creencias y hasta su raza.
Nuestros "próceres" compraron en sus exilios norteamericanos y europeos el concepto con moño y todo.
Sarmiento, Alberdi, Mitre, moldean una historia y una cultura oficial, en los moldes de esta civilización capitalista e imperialista.
Si la realidad no coincide con el molde, peor para la realidad.
Habrá que adecuar la cabeza al sombrero.

Civilización es el molde y lo que no quepa en el será barbarie.
El molde durará mas de 100 años sin ser cuestionado profundamente.
Hasta que un aluvión zoológico, se refrescará las patas en las fuentes de la civilización.
Ha llegado el peronismo.


Pasaron mas de 60 años y los Biolcati, los Grondona, las Sarlo, y el enorme aparato oligarco-mediático-episcopal no terminan de comprender al peronismo, a sus seguidores y militantes, y, por sobre todas las cosas a sus intelectuales (de hecho consideran incompatible el peronismo con el intelecto).
Durante mas de 150 años predicaron la antinomia Civilización y Barbarie
Todavía no comprenden (quizá no lo logren nunca) que para nosotros la verdadera antinomia es entre "su" Civilización y Barbarita.


Porque no se trata de civilización, sino de civilizaciones.
Y "su" civilización se olvidó de Barbarita y su familia.
Porque nuestra idea de civilización no tiene moldes importados 
Porque desde el respeto a lo diverso, nos reconocemos como un mosaico que se construye desde adentro hacia afuera, desde lo mas profundo de nuestra nacionalidad hacia el orbe, integrando, no escindiendo
Porque la situación actual de Bárbara, y sus padres, y sus hermanos, es nuestro mayor logro como civilización, como cultura, como sociedad.
Porque el éxito de una política se puede medir en ratios y cifras, pero los peronistas sabemos que el amor a una gestión se logra con el progreso, la dignidad, el respeto y el futuro que ofrece a su gente (aunque no se mida con números)
Porque a la libertad de los mercados anteponemos los derechos humanos de nuestra gente.
Y porque jamás olvidamos que la razón de ser del movimiento es construir un país con
Soberanía Política
Independencia Económica
y por sobre todo Justicia Social