miércoles, 8 de mayo de 2013

Periodismo militante

Yo estoy a favor del periodismo militante. De hecho es la única forma de periodismo que conocía, hasta que Bernardo inventó el periodismo alternante, o el doble agente periodístico, el mismo que hoy practica Jorge.
El caso es que no creo en la objetividad. El periodista solo tiene dos opciones: Decir la verdad o mentir. Si dice la verdad, no puede de ninguna manera pretender que está diciendo la única verdad. Es tan solo su verdad. Y su verdad, de una u otra forma, es militante.
El proceso es el siguiente:
1-Fue e investigó,
2-Encontró varias fuentes bien o mal intencionadas
3-Le dijeron la verdad o le mintieron, le dieron datos correctos o equivocados, los verificó chequeando varias fuentes.
4-Analizó correcta o incorrectamente los hechos a través del tamiz de su experiencia, su conocimiento, sus creencias, su sesgo, su ideología, sus convicciones, su ética.
5-Escribió o grabó la nota, ateniéndose estrictamente a los datos recabados
6-La leyó y pensó si lo escrito o grabado de ajustaba a lo que él percibía como realidad. La entregó controlando que entre la entrega del material y la difusión, no se desvirtúe la nota.

Si cumplió todos y cada uno de los pasos, lo que hizo es periodismo. Si cumplió todos y cada uno de los pasos lo que hizo fue militancia.
Si se salteó alguno de los pasos o no lo cumplió a rajatabla, no fue militante, pero tampoco fue periodista. Simplemente brindó una información falsa a conciencia de que era falsa.
Eso no lo convierte ni en militante ni en independiente, solamente en mentiroso.