viernes, 25 de noviembre de 2011

Lynn : La vida del planeta simbiótico.

Acabo de enterarme de la muerte de Lynn Margulis. Es posible que muchos de ustedes no sepan quién es Lynn Margulis. Hasta hace unos momentos yo no recordaba quién era esa mujer.Y eso no es casualidad, sino un proceso de invisibilización de esos a los que estamos acostumbrados en Argentina, pero son comunes en todo el mundo.

Pero vamos al grano ¿Quién fué Lynn Margulis?

Leamos:

La idea fundamental es que los genes adicionales que aparecen en el citoplasma de las células animales, vegetales y otras células nucleadas no son «genes desnudos», sino que más bien tienen su origen en genes bacterianos. Estos genes son el legado palpable de un pasado violento, competitivo y formador de treguas. Las bacterias que hace mucho tiempo fueron parcialmente devoradas, y quedaron atrapadas dentro de los cuerpos de otras, se convirtieron en orgánulos. Las bacterias verdes que fotosintetizan y producen oxígeno, las llamadas cianobacterias, todavía existen en los estanques y arroyos, en los lodos y sobre las playas. Sus parientes cohabitan con innumerables organismos de mayor tamaño: todas las plantas y todas las algas. (...) Las mitocondrias respiradoras de oxígeno de nuestras células y otras células nucleadas evolucionaron a partir de simbiontes bacterianos ahora llamados «bacterias púrpura» o «proteobacterias». Los cloroplastos y otros plástidos de algas y plantas fueron en su tiempo cianobacterias fotosintéticas de vida libre.
Margulis, Una revolución en la Evolución, cap.: Individualidad por incorporación.

La simbiogénesis reúne a individuos diferentes para crear entidades más grandes y complejas. Las formas de vida simbiogenéticas son incluso más improbables que sus inverosímiles «progenitores». Los «individuos» permanentemente se fusionan y regulan su reproducción. Generan nuevas poblaciones que se convierten en individuos simbióticos multiunitarios nuevos, los cuales se convierten en «nuevos individuos» en niveles más amplios e inclusivos de integración.
Margulis, Planeta Simbiótico

Básicamente Lynn era una persona que a los 28 años se enfrentó al pensamiento único que encarnaba otra teoría vilipendiada en su génesis, pero que en los 60's se había consolidado hasta el punto de no permitir otras explicaciones . La tesis neodarwiniana de que la evolución de los organismos y la aparición de nuevas especies tiene su origen exclusivamente en errores en la replicación del ADN (mutaciones aleatorias).

Imaginen como habrá reaccionado toda una generación científica acostumbrada a explicar la evolución como el resultado de una mutación generada por un error en la copia del ADN . Mutación que al provocar una ventaja competitiva en el ser resultante, hace que este puede reproducirse y subsistir con ventaja sobre sus congéneres, y su descendencia, por lo tanto, se perpetuará en el tiempo, mientras los que no mutaron, no podrán reproducirse o subsistir sin esta ventaja y se extinguirán.
(Explicado a lo bestia)
Cuando esta piba les dice que en realidad, el hecho de que una célula tenga mitocondrias para respirar oxígeno se debe a que en un pasado lejano una célula se comió a una mitocondria que andaba dando vueltas por allí como un ser vivo independiente, y en vez de digerirla, se "pusieron de acuerdo" y se asociaron, la célula agresora proveía transporte y protección y la agredida respiración de oxígeno (o lo que es lo mismo producción de energía) a la célula atacante.¡Y como si esto fuera poco encontraron la forma de transmitir genéticamente esta asociación a travéz de la reproducción!
(Explicado más a lo bestia aún)

Traten de convencer a sus jefes en cualquier trabajo que tengan de que ellos no tienen la menor idea de como explicar su trabajo, y que en realidad ustedes saben como hacerlo y es justo al revés de como ellos piensan y tendrán la justa medida de la grandeza de esta mujer.

Como imaginarán, debería bastar y sobrar con esto para que esta mujer recibiera el Nóbel, y así hubiera sido de haberse quedado en su casa. Pero no, lo mejor estaba por venir.

.......................................................................................................................

En vez de sentarse en su casa a esperar los reconocimientos del mundo científico, encaró una nueva revolución científica.  Lyn fué co-creadora del concepto de Gaia.

"El conjunto de los seres vivos, de las ballenas a los virus, de los robles a las algas, puede ser
considerado como una [sola] entidad viviente capaz de transformar la atmósfera del planeta
para adecuarla a sus necesidades globales. Dicha entidad está dotada de facultades y poderes
que exceden con mucho a los que poseen sus partes constitutivas."

       Lovelock, J., Gaia. Una nueva visión de la vida sobre la Tierra, Hermann Blume, Madrid,
       1983, p. 22.

Hay poesía en la idea de Gaia.
Si alguien versado en ciencia lee este homenaje, podrá pensar que flaco favor le hago a una científica brillante, aunque controvertida, al considerar poéticas sus investigaciones.
A ellos les contestaría que no puedo hacerme cargo de las barreras infranqueables que otros hombres han levantado entre la ciencia y el arte.
Y que las teorías de Hawking, como las de Copérnico,  Margulis,  Darwin, o Einstein, pueden haber requerido extraordinarios desarrollos científicos, pero no me cabe duda que en la génesis de estas ideas bullía la creativa mente de extraordinarios artistas.


..." la superficie de la Tierra sí presenta algunos rasgos propios de los organismos. Está construida en gran medida a base de células que se reproducen, toma sus nutrientes del agua y produce incesantemente residuos. Ambos entran en asociaciones ecológicas, en ocasiones simbióticas, absolutamente necesarias para el reciclado de residuos, lo cual determina que el reino celular se expanda. El resultado consiste en que, con el paso del tiempo, el medio ambiente se vuelve cada vez más organizado, diferenciado y especializado".                                                         
                        Margulis, Captando genomas.

O hablando en criollo. El planeta está vivo.

Esto podrá sonarle muy extraño a un habitante de la gran ciudad, pero no creoque sea un concepto extraño al amigo Mendieta, que vive extrañando a un mar que el sabe que es diferente cada mañana, como su amor.
O a mí, que con mis propias manos preparo la tierra en el invierno, para sembrar las semillas en primavera, de las hortalizas que comeré en verano.
O al campesino, que observa e interpreta las nubes, para ver si traerán el agua que dará vida a su cereal.
O al montañez, que se entera que hoy no hay vuelos en Ezeiza, a 10000 km de su casa, por las cenizas que está viendo salir del volcán.


..................................................................................

No tengo la menor preparación para poder apoyar o rebatir las teorías de Lynn desde un plano científico, pero no puedo menos que recordar mi reacción cuando conocí su teoría hace unos cuantos años. Sonreí en medio de una sala llena de oyentes, y, sin emitir palabra disfruté de la noticia de que la ciencia finalmente refrendaba un conocimiento empírico que me había acompañado por siempre:
La tierra está viva, pero en peligro.

Que alguien haya renunciado a los honores, pero no a una lucha desigual en defensa del todo avasallado por la parte, además de recordarme a alguien que amo, me produce el mayor de los respetos.

¡Hasta siempre Lynn!