viernes, 5 de octubre de 2012

Inseguridad, un mundo de sensaciones Parte 1

Mientras La Nación, Anibal Fernandez y otros, discuten sobre la paternidad de la expresión "Sensación de inseguridad", tratándo de despegarse de ella, la mayoría de la gente que conozco se arrojaría al cuello para morder la yugular de cualquiera que reivindicara tal frase.
Amparado en la "sensación de seguridad" que me brinda estar a una distancia lo suficientemente grande de los lectores, como para ser víctima de sus arrebatos emocionales, voy a ser tajante en mi afirmación.

La inseguridad, no puede ser otra cosa que una sensación, y no depende del grado de exposición al delito que tenga quien la padece.

Con esto no quiero decir, que alguna de las personas que se siente insegura, no tenga un alto grado de exposición al delito, sino, que la relación entre ambas no es directa, ni proporcional.
De hecho, ocurre a menudo que bajando la cantidad de delitos sube la inseguridad y viceversa.
Ayer mismo, con un vecino, al que hace unos meses habían intentado robarle forzándole un ventiluz, charlábamos al respecto.
El abuelo sostenía que ya no se podía vivir mas en estas condiciones, y me menciona el caso de un anciano al que robaron y asesinaron ¡En La Matanza!

Le recordé entonces que luego de ese episodio le había colocado una reja, (que hizo el herrero que vive a dos casas de la mia, para entrar a la cual hay que atravesar dos rejas si uno entra por el frente y tres si uno entra por la cocina, ya que como las dos rejas que tenía entre la entrada de garage y la puerta del fondo le parecieron pocas, construyó una jaula de hierro uniendo la cocina con el quincho, con pared, puerta y techo de barrotes.) y que además, los chorros que ocupaban la vieja fábrica abandonada que se encuentra frente a su casa habían sido detenidos poco después de aquel hecho.
En ese momento, se agregó la esposa a la charla, quien acotó que para colmo ¡Se había escapado un preso de Batán!  Y que eso era un peligro. En ese momento, yo no sabía que el tipo había sido recapturado, (acabo de verlo en internet) pero, de todas maneras me causó mucha gracia que en un país de 40 millones de habitantes alguien tenga miedo de que un preso que se escapó en otra ciudad, le pueda hacer algún daño. Mas aún, sabiendo que esa persona, no sale ni a hacer los mandados, y solo está fuera de su casa los dias que va al médico.
El caso es que los viejitos se quedaron tan inseguros como cuando llegué, y, un rato antes de irme lo escuché al anciano charlar con una vecina sobre la inseguridad que había en todos lados.

Volví a casa, y al contarle a mi esposa la charla, me recordó la visita de un amigo que vino hace un tiempo después de 10  años de vivir en una ciudad vecina a New Orleans, en EE.UU.
Este amigo también estaba preocupado por la inseguridad ¡Vive en Azul!, y nos contaba que, luego del huracán Katrina, hubo algunos saqueos, pero, salió la policía a las calles y mató a varios de los saqueadores, y ya no hubo mas problemas con los robos.
También nos contaba sobre un día que fueron a trabajar (con sus compañeros mexicanos) a otro sector de la ciudad, que está dividida en tres condados. Se les acercó el sheriff y les preguntó que andaban haciendo por allí; cuando les respondió que venían por trabajo, les dijo que no había problema, pero les avisó a los mexicanos que no los quería ver mas por allí. Mi amigo comentó que "el que respetaba la ley, se sentía verdaderamente seguro en EE.UU."

Me llamó la atención que contara estas anécdotas alguien que venía de la "tierra de la libertad", aunque el Washington Post no esté totalmente de acuerdo con esto (ver traducción)

Así que me puse a navegar un poco.
Quería saber que tan seguro es un país donde te corren de las calles y te matan por robar comida después de un huracán.
Y encontré el mapa de la violencia armada de Geneva Declaration





Y preparé esto, con los datos de esa página
Y realmente jamás escuché decir que en los EE.UU. no se puede vivir mas con la inseguridad que hay, o que  Punta del Este es mucho mas insegura que Buenos Aires, o que la paradisíaca Cuba es insegura.
Y créanme que esto no fué todo lo que encontré. vamos a necesitar unos cuantos posts para analizar todos los datos que conseguí al respecto.
Por lo pronto, pueden sentirse seguros de que las noticias no son tan malas como podrían esperarse, así que esta noche duerman tranquilos, que viven en uno de los países donde hay menos posibilidades de ser asesinados de este planeta.
Aunque sientan una "sensación de inseguridad" que les dice lo contrario.