lunes, 26 de diciembre de 2011

Enfermérides II : 860 a.K.

Seguimos recordando los aniversarios de un país enfermo.
Un día como hoy, hace exactamente 11 años, las estadísticas policiales confirmaban que la tasa de suicidios triplicaba a la de asesinatos. Mientras tanto, veíamos azorados como el Gobernador de Buenos Aires, sostenía su política de mano dura contra la protesta social.
Ya se recorría el camino que culminaría con los asesinatos por parte de la policía de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.
Aún hoy seguimos escuchando a los que sostienen, entre otras barbaridades la famosa frase de Susana Gimenez : -"El que mata tiene que morir", que de aplicarse a rajatabla acabaría con la humanidad. Porque es obvio que a no ser que los asesinos fueran convencidos de que lo mejor para ellos es el suicidio, alguien debería cumplir la sentencia, por lo que estaría matando, y debería ser a su vez ejecutado.
Lo único que solucionaría esta postura de la intelectual argentina, sería la política de "Gatillo Fácil", a la que desde aquellos años fuera tan afecta una parte importante de la sociedad.
Hoy, cuando pareciera que somos mayoría aquellos que pensamos que "Matar es Matar" sin importar quién sea el que lo haga, parece mentira que hayamos podido recuperar el quinto mandamiento de la religión católica:- "No Matarás".
Esta era la Argentina del 860 a.K.