domingo, 5 de junio de 2011

Utopía, un lugar que queda apenas un paso mas lejos que antes.

"Si supones que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si supones que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas (If you assume that there's no hope, you guarantee there will be no hope. If you assume that there is an instinct for freedom, there are opportunities to change things.)",
Noam Chomsky (Entrevista publicada, Wired, Enero de 1997)


Me encantó esta frase de Chomsky, por sus implicancias.
La sola suposición de que no hay esperanzas, cierra completamente las posibilidades de que esta exista.
Pero, por el contrario, suponer que existeun instinto libertario, no garantiza el cambio de las cosas, solamente habre la posibilidad de que algo cambie, pero, para que efectivamente cambie, todavía falta algo.
Vos, yo, ellos.
Todos. O por lo menos muchos.

Luchamos frente a los gobiernos dictatoriales, neoconservadores, neoliberales, represivos, para tener la oportunidad de cambiar algo. Para nosotros (y para los que nos continúan). Por nosotros (Y por el recuerdo de aquellos a los que continuamos).
Y un buén día nos encontramos con que las cosas cambiaron, que ahora sí tenemos la oportunidad.

¿Y ahora qué?
Nada, absolutamente nada.

Porque la existencia de la oportunidad, no significa que exista alguien con intenciones de aprovecharla.
Ahora hace falta laburo, estudio, organización, responsabilidad, ciudadanía, cohesión, sinergia e incluso filantropía.
Esto y no mucho más es lo que podemos esperar de la política. La oportunidad.
Después entramos a tallar nosotros.

Nos pondremos el traje de ciudadanos, ahora que ser ciudadano significa algo.

Tomaremos el DNI, que entre otras cosas es el título de propiedad del país, y una de las cuarenta millones de acciones de esta empresa a la que llamamos Argentina, y salimos a reclamar lo que nos pertenece.

Y a no conformarnos con menos de lo que merecemos.

Y entonces los jueces dejarán de ser la cúspide de una pirámide alimenticia, que comienza con los delincuentes, sigue con la policía y continúa con los abogados y fiscales. Cada quién fiel a su función en la cadena trofica.
Y los medios de información dejarán de ser completos desinformadores.
Y los médicos renunciarán a ser empleados a coima de los laboratorios multinacionales.
Y los empresarios  dejarán de vampirizar a sus empresas
Y los curas dejarán de provocar situaciones que no tienen cura.
Y los profesores dejarán de profesar su ignorancia.

Y los militares dejarán de militar para el odio.
Y los sindicalistas dejarán de representar al gremio de los sindicalistas.
Y burócrata dejará de ser un insulto para volver a significar empleado público.

Y una vez que los políticos vean que estamos decididos, unidos y exigiendo lo que nos corresponde, ( a la vez que cumpliendo lo que se nos exige) no tendrán otra alternativa que, con el pragmatismo que los caracteriza, conducirnos hacia un estadío superior de la democracia.que es lo que soñamos, queremos y exigimos.

Porque
 
"Si no desarrollas una cultura democrática constante y viva, capaz de implicar a los candidatos, ellos no van a hacer las cosas por las que los votaste. Apretar un botón y luego marcharse a casita no va a cambiar las cosas."
Noam Chomsky