lunes, 1 de julio de 2013

Ma gavte la nata : Acerca de la circularidad, la causa, el efecto, y un periodista con un tapón en el culo.


Cuando uno comienza un post, suele tener claro sobre el tema y el tiempo sobre el cual escribirá.
Este no es el caso.
Hasta hace unos minutos este post se llamaba Ma gavte Lanata.
Y trataba sobre la curiosa relación entre un antiguo refrán piamontés y el apellido, el ego y el aspecto físico de un engreído periodista argentino de la actualidad.


Entonces gogleé la frase del título, y se complicó todo.

Porque encontré un post de Dormidano, de hace un año y medio que se llama igual.
Un post que por alguna causa que desconozco no termina de explicar el dicho del norte italiano.
Y refiere a un libro que no había leído completo (Hace un año y medio)
Y está comentado ... ¡Por mí!
Al no haber leído el libro comenté simplemente sobre lo que leí en el post.

Rebobinemos:
Ahora el post trata además sobre un post de Febrero de 2012, sobre un libro de 1988 que estoy leyendo en el 2013, pero comenté cuando el mismo periodista se mudaba a radio Mitre, (sin haber entendido plenamente hacia donde apuntaba Dormi), hecho que había olvidado totalmente.

Lo curioso es que comencé a leer "El péndulo de Foulcaut" de Humberto Eco en versión online en el año 2008, pero no llegué a leer la frase en cuestión, porque, por encontrarme en plan de comprarme la casa, corté el servicio de internet hasta hace 3 años.
Hace dos días retomé la lectura del libro y me encontré con "Ma gavte la nata"
Comencé a leer el trabajo de Lanata en el año 1983, en la revista "El Porteño",  lo miré por tv. hasta el 2003, y lo leí hasta el 2008. En un determinado momento comenzó a resultarme indigerible.

Rebobinemos:
Ahora el post trata además de un libro que comencé a leer hace 5 años, pero de una frase que leí ayer, y de un periodista al que seguí desde 1983, pero dejé de consumir hace 5 años.

..................................................................................................................

Abandonando cualquier intento de establecer relaciones de causa a efecto, o de analizar la circularidad del tiempo y sus implicancias, incapaz de explicar el por qué de una serie de eventos tan intrascendentes como determinantes para que tardara tanto en llegar a mi conocimiento el dicho en cuestión,  me limito a transcribirlo:

 ...
"Ma gavte la nata. Al que no conocía esa expresión piamontesa, a veces le explicaba: Ma
gavte la nata, quítate el tapón. Dícese de quien está henchido de sí. Se supone que
aguanta en esa condición posturalmente abnorme por la presión de un tapón hincado en
el trasero. Si se lo quita, pssss, recupera su condición humana."
...
Umberto Eco. El péndulo de Foulcaut

.................................................................................................................

¡Así que eso era todo!
¡Que nada tenía que ver la droga, la gula ni los fármacos!
¡Que hubiera bastado con sacarle el tapón del orto como alguna vez intentara hacer Del Potro con el calzón de Nadal!
¿Como no nos dimos cuenta antes?
¿Quién se lo metió? ¿Magneto?
¿Por que una intrincada serie de eventos desafortunados nos privó de ayudar a quién no podía ayudarse a sí mismo?

.................................................................................................................

Había leído que "todos los caminos conducen a Roma", y que "el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones", pero jamás hubiese pensado que el camino que conduce al tapón del culo de Lanata fuese tan intrincado. Tal vez por eso todavía nadie se lo ha quitado, y en los estudios de canal 13 flote una fetidez que solo los iniciados en libros de conspiraciones como "El péndulo..." podemos atribuir a su verdadero origen : Lo que no puede salir por una vía sale por otra.

¡Hacía falta tanta mierda para combatir tanto fuego Kirchnerista!



p/d La caricatura se la afané y mutilé al  maestro Julio Ibarra espero que mi profunda admiración por su obra sirva como atenuante durante el juicio.