jueves, 19 de enero de 2012

Enfermérides : 127 dias a.K.

                        “Pero vosotros,
                        que surgiréis de la corriente
                        en que  nosotros perecimos,
                        cuando habléis de nuestras flaquezas,
                        considerad también el tiempo oscuro
                        del que habéis escapado.”
                                                                          Bertolt Brecht. 

                   
A veces pienso : Que fácil que es ser opositor en Argentina.
Que trabajo sin riesgos, socialmente festejado, políticamente correcto, mediáticamente reconocido.
Vivir como un dilettante que llegó ayer al planeta tierra. Sin historia, sin memoria, sin vergüenza.
Describir la realidad como si fuera una foto, poniendo el foco en las imperfecciones.
Irse por las ramas del árbol, sin prestar la menor atención al bosque, ni a la región, ni al planeta.
Hablar sin conocer, opinar sin saber, juzgar desde la creencia, jamás desde el hecho comprobable.
Defenestrar los números y estadísticas por el solo hecho de reflejar una realidad que mejora.
Creer con fe y devoción en cifras y estadísticas "interpretadas" sin rigor ni seriedad por los beneficiarios de esos errores "involuntarios".
No hacer memoria.
Jamás recordar.
Olvidar selectivamente.

...............................................................................................

127 días a.K., las cosas estaban complicadas en el país enfermo.
En esos días, el gobierno presentaba su candidato. El "delfín" de Duhalde lo llamaba Verbitsky., con desconfianza. Y definía a su discurso, pronunciado en San Vicente ante el entorno Duhaldista "...como una homilía santa en un burdel."

................................................................................................

Podría analizar partes de la nota, los datos duros de aquellos días, de miseria y represión, pero después de leerla y releerla, creo que esta nota se hace imprescindible para entender hacia donde apunta el post.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-15545-2003-01-19.html

.................................................................................................

Que fácil hubiera sido para Kirchner continuar el proyecto Duhaldista.
Clientelismo y represión social, con una dosis de estabilidad.

Relaciones ambivalentes con latinoamérica, y sobre todo con sus líderes díscolos (Lula y Chavez).
Subordinación al G7 y al FMI
Aceptación del ALCA y sus consecuencias.
Que simple hubiera sido ser el mejor entre los peores.
Que cómodo y tranquilo.
Que falto de riesgos.

Casi como ser opositor hoy en Argentina.