lunes, 23 de enero de 2012

Las profecías de Mario Benedetti


Seguramente ustedes lo tenían como un escritor y poeta uruguayo, pero, no es tan conocida, su obra profética.
Y ojo, que no estamos hablando de profecías truchas como las de Nostradamus, donde se pretende que anuncia el nacimiento de Hitler con versos escritos en un lenguaje tan ambivalente que no significan nada en absoluto, a saber: "De lo más profundo del Occidente de Europa/ de gentes pobres un niño nacerá/ con su lengua seducirá a la muchedumbre/ su fama crecerá más en el reino de Oriente".
(Si allí dice que va a nacer Hitler,  no me cabe duda que ilarilarié ho,ho,ho de Xuxa es un mensaje satánico escuchado al derecho, no al revés)
O del pícaro del Oráculo de Delfos, que le bate al dolobu de Creso : "Si cruzas el río Halys destruirás un gran imperio", y el paspado de Ceso piensa, "lo dijo el Oráculo que la tiene re-re-clara, man" y se manda... cruza el río... ¡Plata o mierda!...
Sin pensar que si no es plata , seguro que el Oráculo igual tendrá razón, porque de resultar mierda, el imperio que destruirá será el propio.


No, esto no es charlatanería profética.
Esto es profecía.
Con un toque de metáfora, porque el autor es un escritor y poeta.
Con algo de simbología oracular, porque así se estila.
Con mucho de ideología, porque es un luchador, y es de los nuestros.
Pero sin una gota de sanata.
Porque no cobró un peso por su augurio.
Porque ni siquiera avisó que era una profesía.
   
EL   TECHO   PODRIDO
 Misia Ines estaba casada hacia cincuenta años con don Ubaldo. Éste era un hombre de una sola palabra.Una noche la mujer sintio un sospechoso crujido en el techo. A la mañana siguiente subió a la azotea y comprobó la existencia de tremendas rajaduras. En otras zonas el techo tenía un aspecto de estar podrido. Entonces bajó y se lo dijo al marido. Pero don Ubaldo se pronunció : "Esta prohibido decir que nuestro techo esta podrido." Misia Inés calló. Pero dos semanas mas tarde subió nuevamente al techo y vió que las rajaduras aumentaban y que la zona podrida se habia extendido peligrosamente. Bajó a comunicarselo al marido pero no había abierto la boca cuando ya don Ubaldo la frenaba : "Está prohibido decir, etc." Misia Inés nuevamente calló. Pero a la mañana siguiente oyó un crujido mas sonoro aun que los anteriores. Entonces subió otra vez al techo y vió como el derrumbe era inminente. Pese a su provecta edad bajo como cohete la escalera y sin mirar siquiera a su marido salió corriendo a la calle. Firme e impávido don Ubaldo alcanzó a pronunciar "Esta pro"
 Mario Benedetti

Si no me creen o no lo entienden, no tienen mas que reemplazar en la metáfora, y donde dice María Inés, podría aludir al pueblo porteño, o al Teatro Colón, o al Hospital Borda, por solo dar un ejemplo.
Donde dice cincuenta años, como el cero significa nada, seguro que alude al cinco.
Donde dice techo alude al cobijo, lo que puede querer significar Edificio, u Hospital, o Gobierno.
Y donde dice Ubaldo, seguramente aluda a Mauricio, o a Hector, o mejor aún, a la sociedad que ambos conforman .

Y por último, en la última frase, donde dice pro, no pongan nada. O mejor pónganlo con mayúsculas, porque PRO no es una metáfora. Es un partido político.