lunes, 9 de enero de 2012

Un libro

Salí para la playa a las 9 hs.
Con un pie en el estribo seleccioné un libro.
Suelo leer los libros por autor, una vez que un libro me gusta, termino con su producción completa, o al menos hasta que uno de sus libros me resulta insoportable (Lo mismo suelo hacer con los blogs de ciencia. Si el primer post me gusta, leo el blog completo.)
Al único libro que encaré de ese autor lo empecé dos veces y no llegué ni a la mitad cuando era chico.

En la época en la que leía un libro por día todos los días de mi vida, ese libro me aburrió dos veces.
Con este fué amor a primera vista.
Hacía rato que no leía un libro de un tirón.

A las 16 hs. le robé el libro que había llevado mi esposa. "La borra del café" , de Benedetti.
El mio ya era historia.
Es una novela muy corta y muy llevadera. Un clásico.

Un comunista que peleó la guerra civil española, escribiendo una metáfora contra el régimen soviético.
Excelente.
Lo recomiendo, porque es un libro universal.
Para pensar y pensarse.

El libro en cuestión se llama "Rebelión en la granja", de George Orwell.
Y contiene algunas frases que uso a menudo, sin saber que al usarlas estaba citando a este escritor, por ejemplo :
"Todos los animales son iguales,
pero algunos son más iguales que otros"
Esta obra maestra le acaba de dar una nueva oportunidad a "1984" al que hace años abandoné dos veces.

P/D : El libro que llevó mi señora es un Benedetti de pura cepa. Leí la mitad y ya lo estoy recomendando.
         Un día de playa fabuloso, pero parezco un camarón. Si no puedo dormir por las quemaduras, tal vez termine "La borra del café".