lunes, 31 de enero de 2011

¡Avanti! El regreso del aluvión.

"Si te caes diez veces, te levantas otras diez, otras cien, otras quinientas:"

Hubiese sido un milagro que no encontraran algo para hacerte caer.
Son muchos,están organizados,no son tontos, conocen su oficio,y han hecho de la vil zancadilla un arte.
De todas maneras sabemos de tu fortaleza, por lo que no dudamos de tu respuesta.

"no han de ser tus caídas tan violentas ni tampoco, por ley, han de ser tantas."

No por falta de voluntad de los que intentar frenarte, sino porque, el que trabaja todo el santo día, tiene muy pocas oportunidades de que lo atrapen descansando.

"Con el hambre genial con que las plantas asimilan el humus avarientas,"

¡Cómo descansar! Cuando hay tanto por hacer, tanto hambre de justicia y de dignidad, tantos siglos de sometimiento que desandar, tanta igualdad por instalar,tanta legalidad por exigir tanta solidaridad por compartir.

"deglutiendo el rencor de las afrentas se formaron los santos y las santas."

Aunque seguramente no sea la santidad el objetivo, masticar y tragar tanto agravio, convertirlo en alimento del espíritu, sacar fuerzas de la cohesión que provoca ser atacados,demostrarles que contrariamente a su pensamiento economicista donde 2 pesos mas 2  pesos sólo pueden ser 4 pesos, en los sistemas sociales, existe la sinergia, que el todo es mucho más que la suma de sus partes.

Y a despreocuparse de los agoreros y los difamadores y a disfrutar del regreso del aluvión zoológico.

Porque eso es lo que los tiene locos,porque tienen memoria del día que nos lavamos las patas en la fuente y nos gustó la fuente, y ya no nos fuimos nunca más. Y tuvieron que compartir la fuente.

Porque se dieron cuenta que la historia sólo va hacia adelante, y que ni aún desapareciendo Milagro, desaparece su obra, que ya no le pertenece, que ya es de su pueblo.(Ya lo intentaron con Perón y mirá como les fué)

Porque se dan cuenta que pueden tomar las topadoras con las que destruyen los montes, y destruír tus casas, pero lo que no pueden destruir es la dignidad que provocaron tus casas, ni la idea de que la solidaridad y el esfuerzo común son imparables grabadas a fuego en tu pueblo.

Porque ayer fué un pancho y una coca en un recital de Charly García en Punta, lo que demuestra que ahora sos garca.
Si nó hubiera sido en Punta, hubieran puesto un pancho y una coca en el recital de un drogadicto, lo que hubiese demostrado tu adicción.
Y si nó hubiera sido en un recital, hubieran escrito un pancho y una bebida imperialista, y te habrían asociado inmediatamnte a la C.I.A.
Y si no hubieses tomado la gaseosa, seguramente te hubieran acusado de llevarte a la boca un objeto fálico, prueba irrefutable de tu prostitución y fetichismo.

Porque el problema no era que, sino quién.
El problema eras vos.

El problema es que se sintieron amenazados.
El problema es que no les afecta rodearse de garcas, ladrones, evasores y estafadores, pero les aterra el contacto con negros de mierda.
Por que no conciben la palabra negro sin su dos accesorias
Porque de alguna manera son conscientes de que una era se termina.
Y, finalmente porque a la única cosa a la que teme un dinosaurio es al final de una era.

Por eso descanse Milagro, que nosotros nos ocupamos de sus detractores.
Porque los aconsejaremos con el mismo cariño y la misma poesía con que la mimamos a usted.
Porque al final, si nosotros creemos que el país es de todos, ellos también son parte del todo.Porque a los cobardes que difaman desde su cómoda posición dominante, es porque temen perderla, es porque se saben débiles. Por eso les aconsejamos.

"Obsesión casi asnal, para ser fuerte,nada más necesita la criatura,"

y si piensan que después de tantos años de agacharla cabeza, y resignarse a su puta suerte, después de haber soñado con ser periodistas de verdad, sepan que 

" en cualquier infeliz se me figura que se mellan los garfios de la suerte..."

Y si piensan que ya se pasó su cuarto de hora, y que están condenados a esta indignidad cada vez más evidente, y que sólo les queda cargar con la verguenza de haber sido y el dolor de ya no ser, recuerden las palabras del maestro Pedro Bonifacio Palacios "Almafuerte"

"¡Todos los incurables tienen cura cinco segundos antes de su muerte!"