viernes, 1 de abril de 2011

Milonga del buitre

Julio Cobos es el nombre
y "el traidor" es el apodo
No lo podrán ocultar
los medios del monopolio

No era inteligente, apenas 
oportunista, y se cuenta
que era su gusto cambiarse 
de bando en plena contienda


Cuantas veces en Mendoza
lo habrá visto la alborada
elucubrando traiciones
pensando en sacar tajada.

Fue su arma la traición
era un buitre carroñero
los cagó a los radicales
los cagó a los compañeros

Negociando entre las sombras

con el campo que avanzaba
(al grito de plata o muerte
iban clavando sus garras)


Fija la vista en la silla 

y se niega a renunciar
después de haber traicionado
¡Feliz de ser Falsafaz!

No tan felices aquellos

que su deserción sufrieron
y una vez mas, consternados
cambiar de bando lo vieron.


Nunca en su cobarde vida
le puso el pecho a las balas,
vivió cagando y huyendo.
Vivió como si reptara.

Cuentan  que fué una elección
que  lo dejó a la deriva;

el pueblo, tarde o temprano,
nos va juzgando en la vida.



Poema original "Milonga de Calandria" de Jorge Luis Borges