sábado, 16 de abril de 2011

Mira que progre es ¡No tendría que estar sirviendo! (a Magneto)

Compañero Pino:
                         A lo largo de la vida hemos coincidido tantas veces al avanzar por la misma vereda, que me disgusta escribir estas líneas. Nada sabía yo de la existencia misma de los Kirchner cuando ya había leído una carta del General Perón si mal no recuerdo dirigida a su persona. Creo tampoco estar faltando a la verdad cuando evoco una entrevista que Ud. le hiciera a Perón. Aunque nunca se sabe que tan fiables son los recuerdos de la infancia.
Lo cierto es que he admirado su arte por años, y , ya mas cerca en el tiempo, recuerdo al entonces  secuaz y jefe de Mariano Grondona, Bernardo Neustad, despotricando por la realización de sus películas con la financiación del INCAA , con argumentos coincidentes con los que hoy desde su espacio político se defenestra a programas a los que simplemente pueden elegir no ver.
Puedo coincidir o disentir con sus posturas en diversos temas, pero me duele y molesta esa actitud de llevar al campo de la moral y la ética, lo que debe ser analizado desde la política, constituyéndose, a la manera de tantos iluminados que han pasado por nuestra historia, en vanguardias éticas, morales y religiosas.
Usted, mejor que yo, sabe, por haberlo vivido, que en el reemplazo de la política por la moral, las buenas costumbres, Dios, y la ética, lo primero que se pierde es la posibilidad de diálogo, ya que no puede el bien absoluto negociar con el mal, la virtud con la indecencia, la honradez con la delincuencia, porque se ensucian.
Y como diálogo remite a la construcción de un logos entre dos, cuando sólo uno es digno de estar sentado a la mesa, solo cabe el monólogo.
Claro que mientras tanto, no duda en sentarse a la mesa de quienes alabaron públicamente el accionar de López Rega y la Triple A, o ser un abonado al contrapunto (aunque más cabría llamarle un canon, por lo monocorde del discurso) que organizan los empleados de apropiadores de niños de padres desaparecidos, 
y ladrones de empresas, mediante la coacción y la tortura. (a manos de otros, como corresponde a "gente bien").
Es ésta, la actitud que desconcierta.
Esta rigurosidad selectiva, funcional a los enemigos de los que aún soñamos con la "Independencia Económica, Soberanía Política y Justicia Social", o , como dice Mario Bunge la mas antigua, pero siempre vigente  "Libertad, Legalidad, Solidaridad (en reemplazo de la utópica Fraternidad)"
Y si como dice la diputada Argumedo :"nuestros compañeros en Salta no pudieron afiliarse a Proyecto Sur porque ello suponía renunciar a su afiliación al PJ, que es una condición para recibir planes sociales.", bien cabría volver a las fuentes, y, como hiciera hace tantos años el general Perón,haberles dicho : ustedes estén afiliados a quien les convenga, pero el día de la elección, reventemos las urnas de votos, que allí, en el cuarto oscuro no hay nadie que pueda vigilarlos.
Sin embargo, no pareciera que los compañeros estén tan consustanciados con la causa, ya que en toda la provincia de Salta, se consiguieron apenas  8040 votos, contra 10840 del Partido Obrero, y detrás de los votos en blanco (9.171). (El Kirchnerismo consiguió 245.791 + 33.330 )
Por lo tanto, mas que criticar a las provincias feudales, y a sus pobres, por la calidad de voto, mas valdría preguntarse ¿Como hizo Perón para producir un 17 de Octubre lo que se dio en llamar "el aluvión zoológico", dada la calidad de voto y ciudadanía que el gorilaje nacional le reconoció a los participantes de la gesta?
Seguramente, generando hechos políticos, y no utilizando criterios estéticos del tipo de "Mira que linda es ¡No tendría que estar sirviendo! "