miércoles, 30 de marzo de 2011

Algunos consejos para instalar definitivamente en su lugar al "Mal diario argentino"

Te sentás a tomar un café en la confitería habitual y pedís el diario. Si te acercan el "Mal diario argentino" comentás en vos alta ¿No compran algún diario mas serio? ¡Si quiero leer propaganda paso por un supermercado y me llevo un folletín de ofertas!

Te cruzás a un conocido con el "Mal diario Argentino" bajo el brazo y le preguntás ¿Vos todavía leés eso? y le recordás algunas de las innumerables mentiras que han publicado desde el golpe de estado del 76 a la fecha.

Te fabricás un cartel casero y lo plastificás con cinta adhesiva, y lo pegás en la carpeta para asegurarte que lo vean todos tus conocidos. Te creás tu propia frase del tipo de "No leo Clarín, porque detesto la mentira"

Démosle a estos delincuentes un poco de su propia medicina si no tenemos 200 medios para que repitan masivamente mentiras, juntemos 2000000 de militantes para que difundan boca a boca su verdad.

Sin insultos ni agravios, instalemos la idea de que Clarín miente y manipula a la gente, no porque nos convenga, sino porque ¡Clarín Miente!
Ellos intentan que la militancia sea algo vergonzante. Vamos a responderle convirtiendo a Clarín en algo vergonzante, no porque nos disguste, sino porque para un multimedios ¡Mentir es vergonzoso!

Cada parada de colectivo una cartelera. Cada árbol de la calle admite un panfleto. Cada transparente de la univerdidad un mural. Con arte, con educación y con respeto expresemos nuestro repudio a este baluarte de la desestabilización y la mentira.

Pasá esta entrada a cada conocido, y entre todos repudiemos la mentira para defender un modelo de país que nos contiene y nos valora. Si nosotros nos callamos, la mentira se multiplica por 200 medios  cada día.