martes, 1 de marzo de 2011

Mauricio, el superpoderoso

Se lo vé mal, rígido, frío.
Se sienta, toma sus papeles y comienza a leer.
No lee como un gerente que va a presentar un informe, o como un político que va a rendir cuentas, ni como un orador que va a hacer que los otros oigan lo que él tiene para decir. No.
Lee como un escolar al que la maestra ha pescado sin preparar la lectura.
Lee como un niño al que la lectura a primera vista lo pone en aprietos.
No expresa, no modula, por momentos recuerda al programa que lee la enciclopedia encarta, solo le falta el castellano neutro.
Pero el programa lee mejor, no se traba, no titubea.
Eso en cuanto a la forma, pero el problema no radica en la forma sino en el fondo.
No habla de las realizaciones, encara el discurso con la "inocencia" del recién llegado al poder.
Las buenas intenciones, se presentan junto a los anuncios de envíos de nuevos proyectos.
De gestión ni hablar. Parece el discurso de un nuevo legislador, no de un estadista con tres años de experiencia.
Y de pronto el dislate, la pavada, la vergüenza.
Con el mismo apuro de escolar en falta, con prisa y sin pausas, declara que van a presentar un proyecto para ¡regular el cambio climático!

Todo tiene un límite. Porque si se le negó al gobierno nacional la continuidad de las facultades extraordinarias, ¿Que derecho tiene este tipo de venir a reclamar SUPERPODERES?
¡Porque éstos sí que son SUPERPODERES!
¿No les alcanza con Magneto que ahora quieren tener a Storm?¿Que es esto, la versión garca y porteña de los X Men?
Se imaginan si el tipo llega a subejecutar la temperatura como lo hizo con la partida destinada a viviendas?
Espío en "Sardinas en el desierto" y veo que este año ejecutó el 44,6% de lo presupuestado.
Si consideramos que la temperatura promedio de julio en Bs As es de 47º F, un 44,6 % de eso daría unos gélidos 20,9ºF , o sea 6ºC bajo cero promedio.
Para que tengan una idea, la temperatura diurna en Ushuaia en julio está entre 2 grados bajo cero y 3 sobre cero , yo lo pensaría muy bien antes de darle al pibe tales atribuciones.
Porque es probable que si este proyecto se aprueba, los próximos pingüinos sean los porteños