lunes, 21 de marzo de 2011

Sueño de la primera noche de otoño

Sueño que, (a 20 equipos por campeonato,
a 100 tipos por barra brava -los demás son solo relleno-),
un día alguien se levante iluminado,y haga
lo que todos sabemos que no se puede.
Como no se podía con la indigencia,
como no se podía con Clarín,
como no se podía con los viejitos sin aportes,
como no se podía hasta que se pudo.
No sueño con violencia y represiones,
sino con política y soluciones.
Sueño que alguien tome una decisión imposible,
y tome unas medidas improbables,
realice un control irrealizable,
y,
un día,
un bendito día,
se arrebate la pasión de los argentinos a 2000 delincuentes,
y la cancha, pueda,
como el fútbol televisado,
ser de una vez y para siempre "PARA TODOS"